Síndrome del abuelo esclavo: consejos para evitarlo

0
279

Síndrome del abuelo esclavo: consejos para evitarlo

Los abuelos ocupan un papel muy importante en las familias. Acompañan y ayudan en el cuidado de los nietos. Realizan múltiples tareas diarias que son muy importantes en la rutina del niño, por ejemplo, llevarle al colegio o alguna actividad extraescolar. El vínculo entre abuelo y nieto es muy especial, ambos crean un universo propio. Los abuelos cuidan de sus nietos con ilusión. Sin embargo, el conflicto surge cuando únicamente se priorizan las necesidades de conciliación y la atención al niño, pero no se tienen en cuenta las necesidades de los abuelos que, además, en algunos casos, son personas de edad avanzada.

La responsabilidad de cuidar de los nietos, cuando se convierte en una constante y no en un apoyo puntual, también produce cansancio. Es entonces cuando se habla del síndrome del abuelo esclavo. Personas que aunque ya no están trabajando y, en teoría, tienen las condiciones ideales para organizar su tiempo según sus expectativas para viajar, volver a estudiar, quedar con los amigos, ir al cine o cualquier otra idea, no tienen esta flexibilidad de agenda porque su responsabilidad habitual de cuidar de los nietos de lunes a viernes se lo impide.

La realidad es compleja en sí misma puesto que las dificultades de conciliación de las familias también están en relación con las circunstancias profesionales y los salarios bajos. Sin embargo, no solo es importante cuidar de los niños sino también de los mayores. Merecen disfrutar de su tiempo con libertad. Este es un premio vital después de toda una vida de trabajo y dedicación. ¿Cómo prevenir el síndrome del abuelo esclavo?

1. Comunicación

Es muy importante escuchar a los mayores para conocer sus ilusiones. Por ejemplo, si la persona no puede comprometerse habitualmente con planes que le gustan porque tiene que cuidar de su nieto, conviene buscar alguna fórmula para evitar que esta situación se siga repitiendo.

2. Observa a la persona más allá de este rol

Además de abuelo/a, esa persona tiene otras muchas facetas que merece disfrutar en su vida: amigo, pareja, hermano, compañero de clase, lector, voluntario de alguna organización… Cuando el rol de abuelo ocupa la mayor parte del tiempo, no deja margen para otras facetas de la vida de esa persona que también son muy importantes.

Por ello, conviene buscar el equilibrio, establecer límites y observar a este ser querido no solo como cuidador, sino como alguien que merece realizarse de manera integral y, también, como alguien que merece sentirse cuidado y valorado por el entorno.

Síndrome abuelos esclavo

3. Plan de conciliación

La planificación es muy importante para conciliar la vida profesional con el cuidado de la familia. En este plan de conciliación, los abuelos pueden ser un apoyo complementario y puntual en la organización. Conviene valorar distintas alternativas hasta dar con la clave de esta fórmula que posibilite este hecho.

¿Por qué a veces una situación de agotamiento puede llegar a prolongarse en el tiempo? Porque el propio mayor no expresa cómo se siente por miedo a defraudar las expectativas que han depositado en él o por el propio sentimiento de deber que tiene tan interiorizado. Cada situación es diferente y no existen conclusiones universales que sean aplicables a todos los casos posibles. La esencia de cada realidad es individual.

Artículo anterior Cómo tomar decisiones sobre la educación de los niños
Artículo siguiente 5 consejos de autoestima para padres y madres

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here