Tabletas para niños pequeños… ¿Sí o no?

0
532

Las tabletas están a la orden del día. Se han convertido en un aparato más, que forma parte de nuestro día a día y con el que se han familiarizado los niños desde el momento en el que nacen. Cada vez es más habitual ver a un niño, incluso a bebés interactuando con el móvil o una tableta… pero ¿es adecuado?

Un hecho comprobado es que el uso excesivo de tabletas puede provocar graves alteraciones del sueño en los adultos. Y ahora los científicos van más allá e investigan si es posible que su uso en niños puede suponer  desequilibrios psicológicos.

Cada vez es más normal ver a un niño o a un bebé jugando con un móvil o con una tableta. En muchas ocasiones los padres lo utilizan para tener momentos de tranquilidad y como ‘calmante instantáneo’ para tranquilizarles cuando están inquietos, molestos, llorando… Y este es el principal problema: Si las tabletas se utilizan como método para calmar a los niños , ¿sabrán los niños desarrollar sus propios sistemas de autocontrol y autorregulación?

Si haces la prueba, los más pequeños quedan hipnotizados ante la pequeña pantalla y dejan de hablar, de hacer ruido y de moverse, por muy enfadados, disgustados o nerviosos que se sintieran. Esta costumbre es totalmente contraproducente, en un artículo publicado en la revista Pediatrics, investigadores de la facultad de Medicina de la Universidad de Boston revelan sus dudas sobre la idoneidad de que los niños utilicen estas herramientas.

Según explican los investigadores la sociedad ha interiorizado que las tabletas son instrumentos educativos, y que su uso podría estar ayudando al correcto desarrollo cognitivo de sus hijos. Y es cierto que determinadas aplicaciones son útiles, pero según Jenny Radesky, investigadora jefe del centro médico responsable del artículo, defiende que «los niños menores de 30 meses aprenden más de la interacción con otros seres humanos que con la televisión u otro tipo de aparato”.  La clave está en poder tocar. “Los juguetes tienen un papel fundamental en el desarrollo de las habilidades motoras y en las pantallas táctiles se pierde toda la experiencia”, explica.

Para los niños un poco más mayores aplicaciones de lectura para tabletas y móviles ayudan a aumentar la capacidad comprensiva y el vocabulario, pero solo en niños que tengan más de 3 años.

 

 

Artículo anterior El 20 de noviembre, Día Universal del Niño
Artículo siguiente Lecturas para dormir: Que duermas bien, pequeño tren

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here