Técnicas de estudio: enséñale a estudiar

0
1194

Las técnicas de estudio son una herramienta eficaz para que el tiempo dedicado al estudio sea productivo y motiven al niño, ya que la ausencia de unos hábitos de estudio adecuados llevan a la desmotivación y son algunas de las causas del fracaso escolar.

Las claves para tener éxito en los estudios se basan en dos pilares fundamentales: Optimizar el tiempo y utilizar unas técnicas de estudio adecuadas.

Las técnicas de estudio se sustentan sobre cuatro aspectos fundamentales:

– La planificación del estudio.
– La concentración y los elementos que la favorecen.
– La comprensión y racionalización de los contenidos a estudiar.
– Las técnicas que se utilizan para procesar o fijar el aprendizaje.

Te damos una serie de recomendaciones y consejos que debes enseñar a tus hijos para que adquieran unos hábitos de estudio adecuados:

1. Tener un espacio adecuado al estudio. Utilizar siempre el mismo espacio de estudio, que sea tranquilo y silencioso ( sin televisión, radio o videojuegos) le ayudará a concentrarse. Debe disponer de una mesa y silla adecuada y tener todos los materiales que vaya a necesitar a mano (diccionario, lápices, bolígrafos, reglas…). Es muy importante que la habitación tenga buena iluminación y temperatura.

2. Enseñarle a planificarse. Una vez aprenda a planificarse deja que él mismo se organice sus tareas. Entre los 7 y los 12 años es bueno que dedique a estudio entre una y dos horas al día entre semana; de los 13 a los 18 deberá aumentar su horario de estudio una hora al día. Deja que él mismo organice sus tareas.

3.Realizar una lectura comprensiva. Explícale que lo más importante es comprender lo que se estudia, de esa manera le resultará mucho más fácil el aprendizaje. Leer muchas veces el mismo tema no sirve de nada si no se entiende.

4. Enséñale a destacar las ideas más importantes. Subrayar es una técnica muy útil para sintetizar y destacar las ideas claves de cada tema.

5. Aprender a realizar esquemas o mapas conceptuales. Los esquemas son muy útiles para ayudar a comprender y posteriormente memorizar los conceptos. Así aprenderá a sintetizar y ordenas conceptos para luego poder expresarlo correctamente.

6. Preparar un examen. Lo ideal es previamente preguntar al profesor de qué tipo será el examen (tipo test, de preguntar cortas o de desarrollar). Utilizar el material (esquemas, resúmenes, etc) realizados con anterioridad y descansar cada poco tiempo. Es imposible mantener la concentración durante más de una hora y en niños más pequeños menos tiempo.

Artículo anterior Calendario escolar 2016/2017
Artículo siguiente Totto la mejor opción para tus hijos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here