¿Qué es el test de Apgar?

0
599

El test de Apgar es el examen clínico que se realiza al recién nacido inmediatamente después del parto, en donde el pediatra, neonatólogo o matrona realizan una prueba en la que se valoran 5 parámetros para obtener una primera valoración simple (macroscópica), y clínica sobre el estado general del neonato después del parto. El test lleva el nombre por Virginia Apgar, anestesióloga, especializada en obstetricia. Los primeros diez minutos después de nacer son críticos en la vida del bebé, de ahí la importancia de realizar el test de Apgar al minuto, a los cinco minutos, y a veces, a los 10 minutos del nacimiento, ya que permite valorar el estado general del bebé.

El recién nacido es evaluado de acuerdo a cinco parámetros fisioanatómicos simples, que son:
– Tono muscular.
– Esfuerzo respiratorio.
– Frecuencia cardíaca.
– Reflejos.
– Color de la piel.

A cada parámetro se le asigna una puntuación entre 0 y 2, sumando las cinco puntuaciones se obtiene el resultado del test.

El test se realiza al minuto, a los cinco minutos (y cada 5 minutos hasta los 20 minutos de nacido si la puntuación hasta los cinco minutos es inferior a siete). La puntuación al primer minuto evalúa el nivel de tolerancia del recién nacido al proceso del nacimiento y su posible sufrimiento, mientras que la puntuación obtenida a los 5 minutos evalúa el nivel de adaptabilidad del recién nacido al medio ambiente y su capacidad de recuperación. Un recién nacido con una puntuación más baja al primer minuto que al quinto, obtiene unos resultados normales y no implica anormalidad en su evolución.

apgar

La valoracion de Apgar debe medirse al minuto y a los 5 minutos para que se considere una valoración efectiva siendo el resultado normal esperado entre 8 y 9.

Si el bebé está en buenas condiciones obtendrá una puntuación de 7 a 10 puntos. Si obtiene de 4 a 6 puntos su condición fisiológica no está respondiendo adecuadamente y el neonato requiere una valoración clínica y recuperación inmediata. Si es igual o menor a 3, necesita atención de emergencia como medicamentos intravenosos, y respiración asistida. A los cinco minutos se realiza la misma evaluación, valorando la adaptación del bebé al medio, lo que el resultado deberá ser mayor que el primero y superior a 7 puntos.

Sólo como una regla mnemotécnica, la palabra Apgar puede usarse como un acrónimo para recordar los criterios evaluados: Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad y Respiración.

A lo largo de más de 50 años, este método ha logrado reducir la tasa de mortalidad (tasa de muertes) y la tasa de morbilidad (tasa de enfermedades) evaluando la vitalidad de los recién nacidos inmediatamente después de nacer.

Artículo anterior El poder terapeútico de los abrazos ¡Abrázale!
Artículo siguiente Consejos para una lactancia materna feliz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here