Test prenatal no invasivo

0
194

Un embarazo siempre es una noticia maravillosa y no hay nada que iguale la felicidad de la llegada de un bebé a casa. Pero en ocasiones a los padres les suelen asaltar dudas, miedos y preocupaciones por la salud del futuro hijo. La frase más repetida es: “Lo importante es que venga bien”.

Aunque es una decisión muy personal, en ocasiones hay padres que se plantean realizar una prueba para detectar las posibles anomalías cromosómicas del feto, entre ellas la más conocida es el síndrome de Down. Hasta hace poco tiempo en España la única opción para detectarlo era realizando la prueba de la amniocentesis, con el riesgo de aborto que implica, pero ahora con un simple análisis de sangre materna permite, sin ningún riesgo para el feto, obtener la información deseada.

Simplemente con una muestra de sangre materna entre las semanas 10 y 12 se puede determinar si el feto pudiera presentar anomalías en los cromosomas 21, implicado en el síndrome de Down-, cromosoma 18, síndrome de Edwards, y cromosoma 13, síndrome de Patau.

Cuando el test da positivo existe la posibilidad de realizarse una amniocentesis para confirmar el resultado. Los riesgos de falsos positivos, aunque son bajos, también existen y son de un 0,1%. Los falsos negativos son aún más bajos.

El test de ADN fetal a partir de la sangre materna es una revolución ya que es una técnica no invasiva que ha permitido analizar anomalías cromosómicas con un 99% de fiabilidad.

Aunque la seguridad social aún no cubre esta prueba y sigue indicando la amniocentesis para casos donde consideran necesario verificar los riesgos, el test de diagnóstico prenatal no invasivo está indicado para cualquier mujer que necesite obtener esta información y así lo realizará sin riesgo alguno para su futuro bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here