Trabalenguas para niños

0
1149

Uno de los objetivos primordiales del invierno, para aquellos que tenemos niños, es buscar actividades y diversión dentro de las paredes del hogar. Son muchos los días que vamos a tener que quedarnos recluidos bajo el techo de casa debido a las malas condiciones meteorológicas por lo que la convivencia con los niños puede resultar un tanto «delicada». Así que nuestra principal misión será encontrar ocio infantil desde casa que nos divierta y, si puede ser, que les ayude en su crecimiento y desarrollo. No hay nada mejor para la enseñanza que inocularla con grandes dosis de alegría.

Canciones, poemas o cuentos, pueden ser una estupenda forma de divertirnos desde casa, al mismo tiempo que les vamos abriendo nuevos caminos hacia otras actividades. Fomentamos su lenguaje, su imaginación y vamos dejando semillas de creatividad en su, todavía, incipiente camino. Sin olvidar, por supuesto, la afectividad y la cercanía con los niños, esa que nos hace estrechar lazos para formar un verdadero vínculo familiar.

trabalenguas-para-niños1

Y dentro de estas actividades podemos encontrar, también, los trabalenguas. Se trata de frases un tanto complicadas a la hora de su pronunciación debido a la combinación de letras. Además de reírnos con la dificultad que ofrecen, tanto que parece que la lengua se nos enrede, vamos a ayudarle a pronunciar mejor, estimular sus cuerdas vocales y aumentar su capacidad fonética.

Si te atreves, aquí te dejo algunos ejemplos de trabalenguas para niños. Seguro que conoces muchos más, así que te invito a que los compartas con nosotros.

  • El cielo está enladrillado. ¿Quién lo desenladrillará? El enladrillador que lo desenladrille, buen desenladrillador será
  • El perro de San Roque no tiene rabo. Porque Ramón Rodríguez se lo ha robado.
  • De mañana y sin maña, la araña ñoña la tela enmaraña.
  • Mi mula mala lame la miel melosa de la loma.
  • Erre con erre guitarra. Erre con erre carril. Rápido ruedan los carros. Rápido el ferrocarril.
  • Parra tenía una perra. Guerra tenía una parra. La perra de Parra subió a la parra de Guerra. Guerra pegó con la porra a la perra de Parra. Y Parra le dijo a Guerra: ¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra? Y Guerra le contestó: Si la perra de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra, Guerra no hubiera pegado con la porra a la Perra de Parra.
  • Si Pancha plancha con cuatro planchas. ¿Con cuántas planchas plancha Pancha?
  • Tres tristes tigres comían trigo en un trigal.

Fuente | El Blog Infantil
Imágenes | Pequeocio y El Blog Infantil
Pequepolis | La importancia de los cuentos en los niños

Artículo anterior Celebra la Navidad con los poemas infantiles de Gloria Fuertes
Artículo siguiente Libros infantiles para celebrar la Navidad con los niños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here